La cebolla

Descripción: 

logo_cimesss_4.jpgEs una planta muy utilizada en la farmacopea del municipio, entre las principales propiedades, que destacan, es que es depurativa, abre el apetito y favorece la digestión, estimula el hígado, la vesícula y el páncreas. La cebolla desinfecta las vías urinarias y favorece el desarrollo de la flora intestinal, activa la micción. Por ello utilizan en el tratamiento de enfermedades circulatorias y renales.

Es tradicional el uso de jarabe de cebolla como remedio para las afecciones catarrales de las vías respiratorias. Este tratamiento popular está ampliamente justificado, ya que sus componentes permiten la descongestión de las vías respiratorias que facilita la expectoración y calma la tos.

Propiedades medicinales: 

Para preparar jarabe de cebolla ellos cortan en rodajas gruesas varias cebollas y la mezclan con azúcar o miel. Dejan reposar la mezcla durante una noche. El zumo que obtienen administran al enfermo varias veces al día, una cuchara por vez.

Para las anginas, o cualquier inflamación de las amígdalas, utilizan 1 cabeza mediana de cebolla bien triturada en un litro de agua hirviendo y realizan vahos. Este tratamiento no sólo desinflama, sino que en el caso de las anginas actúa mejor que un tratamiento con antibióticos.

El jugo de cebolla también aplican en cataplasmas sobre forúnculos, abscesos, sabañones, inflamaciones, magullamiento e incluso contra la calvicie, al estimular la circulación sanguínea, para ello preparan una fricción utilizando 1 – 2 cabezas de cebolla cortadas en rodajas las que son sumergidas en 1 litro de alcohol durante cuatro días. Con este preparado friccionan las partes afectadas, por la mañana y por la noche durante una semana y repiten el tratamiento de acuerdo al resultado.