Sistematización de la Experiencia

cruzando_el_rio_a_caballo_0_s.jpg a_caballo_s.jpgLas comunidades rurales bolivianas, durante un largo tiempo, estuvieron abandonadas, sobre todo en las cuestiones relacionadas con la salud.Debido a esa situación, los médicos Dr. Eric Jors y el Dr. Miguel Isola Delgadillo,ambos con amplia experiencia en la medicina tradicional,deciden ampliar la experiencia adquirida ya en los años 80 con la realización de planes de capacitación en los municipios de Redención Pampa y Villa Serrano para promotores de salud y la recuperación de la medicina tradicional.

drs..jpgAsí surgió la ONG “Proyecto de Desarrollo Comunitario-PRODECO”, sumada al desarrollo de la ONG DIÁLOGOS en Dinamarca, que se vincula a su vez con la Agencia Danesa de Desarrollo Internacional(DANIDA).

Desde sus inicios, PRODECO ha desarrollado sus acciones con el aporte técnico, decidido y comprometido de un equipo humano que ha madurado y hecho madurar un concepto de trabajo del que nos sentimos orgullosos de presentar.

Durante los 16 años de vida institucional, habiendo alcanzado un importante grado de desarrollo de las acciones llevadas a cabo en el área de acción de los proyectos ejecutados, es que el equipo humano que constituye PRODECO quiere compartir su experiencia con quienes están interesados en el desarrollo rural para que sus comunidades indígenas y campesinas de Bolivia tengan mejores días.

Sistematización de la Experiencia – 2006

Presentación

Desde sus inicios PRODECO ha desarrollado sus acciones con el aporte técnico, decidido y comprometido de un equipo humano que ha madurado y hecho madurar un concepto de trabajo del que nos sentimos orgullosos de presentar.

Durante los 11 años de vida institucional, habiendo alcanzado un importante grado de desarrollo de las acciones llevadas a cabo en el área de acción de los proyectos ejecutados, es que el equipo humano que constituye PRODECO se plantea realizar la sistematización de su experiencia, para reflexionar sobre su accionar y tratar de compartir con quienes están interesados en el desarrollo rural, en ese sentido este es el aporte, de un grupo de personas que trabajan en el área rural de tres municipios de Chuquisaca apoyados por sus socios de Dinamarca, que puede ser de utilidad para que las comunidades indígenas y campesinas de nuestro país tengan mejores días.

Este esfuerzo de sistematización de nuestra experiencia está dedicado a esas comunidades.

Antecedentes

La idea de llevar adelante un proyecto de desarrollo comunitario, nace de la experiencia compartida entre profesionales médicos, daneses y bolivianos, que durante la primera etapa de apoyo del IMCC en la década de los años 80 apoyaron acciones de salud, con la capacitación de promotores de salud y con la recuperación de la medicina tradicional en el municipio de Villa Serrano.

Siendo el Dr. Eric Jors promotor de tales experiencias, propone recoger la experiencia adquirida en el campo de la medicina tradicional y ampliar el espacio geográfico de la ayuda a otros municipios del Departamento. Dadas las necesidades y la situación de abandono en que se encontraban las comunidades rurales, principalmente en los municipios de Chuquisaca Centro, es que se definió trabajar con ellos.

Para hacer viable el proyecto, se plantea organizar una entidad en Bolivia para que sea el instrumento que efectivice las acciones en el área rural de Chuquisaca de ese modo surge la ONG Proyecto de Desarrollo Comunitario – PRODECO, por su parte los médicos daneses, organizan en Dinamarca la ONG DIALOGOS, organización que se vincula a la Agencia Danesa de Desarrollo Internacional – DANIDA, para conseguir recursos de apoyo a proyectos integrales y de salud en Bolivia y en la India.

La ONG PRODECO estuvo a cargo de la ejecución del “Proyecto de salud, El Villar – Alcalá – Juana Azurduy” cuyas acciones, en una primera etapa (Octubre de 1994 a Diciembre de 1998), se circunscribieron a la atención de 15 comunidades campesinas del municipio de El Villar. Las actividades más importantes del proyecto estuvieron dirigidas a:

• La formación de Responsables Populares de Salud (RPSs), para que puedan realizar actividades básicas de prevención y curación de enfermedades, combinando la medicina tradicional con la medicina occidental.

• Mejorar el conocimiento en salud preventiva y la nutrición de la población; incrementar las cualidades de la agricultura de consumo para mejorar la nutrición.

• Apoyar al desarrollo general de la zona mediante el fortalecimiento de las organizaciones de base en coordinación con el sistema formal de salud y las instituciones de desarrollo locales y regionales.

Es necesario mencionar que entre los factores preponderantes que incidieron para decidir trabajar en aquella zona, estuvieron: la mínima cobertura del servicio público de salud que se limitaba al centro poblado y a pocas comunidades vecinas, sobre ello influía el que la mayor parte de las comunidades no estaban vinculadas por caminos carreteros, de ese modo las posibilidades de que el sistema oficial pueda llegar a las comunidades alejadas era casi nulo.

A la finalización de la primera etapa del proyecto, Diálogos encargó una evaluación externa que permitió establecer el éxito alcanzado por las acciones desarrolladas por el proyecto. Este resultado y el compromiso adoptado por DIÁLOGOS y PRODECO, con las comunidades que no se beneficiaron del proyecto en esa fase, dio lugar a la elaboración y al financiamiento del proyecto de ampliación, planteándose alcanzar una cobertura de 17 comunidades nuevas, así como continuar atendiendo las 15 comunidades antiguas donde se apoyaría en la consolidación del proceso iniciado, cubriendo en su totalidad las comunidades de los municipios de Alcalá y de El Villar.

La segunda etapa de ejecución del proyecto (1999-2003), se denominó “AMPLIACIÓN DEL PROYECTO DE SALUD, EL VILLAR JUANA AZURDUY, ALCALÁ, EN LA PROVINCIA TOMINA DEL DEPARTAMENTO DE CHUQUISACA”

La experiencia que aportó el trabajo de los dos primeros proyectos, permitió a la institución comprender que no era suficiente capacitar Responsables Populares en Salud, ya que faltaba consolidar y fortalecer a las organizaciones de base, pero no solamente capacitando a los dirigentes que eran pasajeros y duraban solo un año en sus funciones. Era importante capacitar recursos humanos con mayor profundidad dentro de las nuevas leyes generadas como la Ley de Participación Popular y la de descentralización administrativa, pero sobretodo que las comunidades cuenten con personas capaces de hacer frente a los nuevos desafíos que se presenten en el futuro y entrenándose para identificar los problemas que frenan el desarrollo de sus comunidades y buscar juntos las soluciones a estos, de manera que se conviertan en asesores para el desarrollo de sus comunidades.

Al mismo tiempo, un problema de gran magnitud, a nivel general, era y aún es la nutrición, especialmente en niños y en mujeres en edad fértil, y tenía que ser objeto de atención si se quería trabajar en forma integral para mejorar las condiciones de salud de los habitantes del área de influencia del Proyecto. Por eso en esta etapa ya se ampliaron las capacitaciones a otros actores como son, Responsables Populares de Agropecuaria (RPAs. Nutrición) y Responsables Populares de Desarrollo Comunitario (RPDC. Organización), que en la primera etapa no fueron tomados en cuenta, continuando con la capacitación de los Responsables Populares de Salud (RPSs).

La tercera fase, que se ejecuta desde el año 2003, incorpora 24 nuevas comunidades del Municipio de Sopachuy, dando respuesta a muchas cartas que PRODECO, recibió en reiteradas oportunidades de parte del Gobierno Municipal y de las Organizaciones Sindicales.

Esta etapa de ejecución del proyecto se denomina “ PROYECTO INTEGRADO DE SALUD PROVINCIA TOMINA CHUQUISACA BOLIVIA”. Adicionalmente se continúa apoyando a los Responsables Populares ya capacitados de los municipios de Alcalá y el Villar a través de cursillos de reciclajes de actualización realizados tres veces por año.

En el año 2006, Actualmente el proyecto está trabajando el proyecto trabajó en 3 municipios, Alcalá, Sopachuy y El Villar, con 6 Sub Centrales campesinas y con 58 comunidades, abarcado a una población de 17.939 habitantes, con una superficie territorial de unos 5.000 kilómetros cuadrados.

Se capacitaron han capacitado hasta el momento 159 Responsables Populares de Salud, 122 Responsables Populares de Agropecuaria y 135 Responsables Populares de Desarrollo Comunitario, que en total suman 416 Responsables Populares que trabajan en 58 comunidades en los tres campos en que PRODECO apoya su formación, es decir en los tres pilares fundamentales del desarrollo de las comunidades. PRODECO cree que con estos recursos humanos formados, la comunidad puede tener mejores oportunidades en el futuro.

El proyecto en sus diferentes etapas ha conseguido logros importantes por lo que existe la necesidad de sistematizarlos para difundirlos entre las instituciones interesadas en la temática que este aborda, y entre las organizaciones de base, que necesitan contar con opciones para decidir mejor sobre las ofertas de apoyo externo.

La Filosofía de Trabajo

“Si quieres construir una barca, no juntes ni mandes a la gente, para que procuren madera, preparen las herramientas, provean tareas, dividan el trabajo, sino, mas bien, despierta en ellos el anhelo al mar amplio e infinito”.

Antoine de Saint Exupery.

A partir de la intencionalidad y experiencia, personal e institucional, del equipo de trabajo que conforma PRODECO se consideran los siguientes criterios como su forma de pensar y hacer:

• La planificación, ejecución y evaluación de las acciones de PRODECO tienen como primera preocupación a las personas, consideradas en su integralidad tanto como en su particularidad.

• Se considera que lo más importante para el Desarrollo de las Comunidades y de sus habitantes, es la capacitación, la educación y la formación integral de la persona.

• El fortalecimiento y desarrollo de las capacidades de las personas es, principalmente, el fortalecimiento y desarrollo de la capacidad de visualización y valoración del futuro, de un pensamiento activo que llegue más allá del corto plazo.

• En general, y en lo referido a la problemática de salud, la consideración de la integralidad de las personas significa, entre otras cosas, la urgencia y necesidad de contemplar, además de lo físico o somático, la dimensión espiritual, de cosmovisión de identidad cultural de las personas así como de los colectivos que conforman.

• La pertinencia y éxito de las acciones y de los efectos que ellas provoquen deben ser visibles y evidentes para todos los actores del entorno en que se apliquen pero sólo pueden medirse, de manera real, en la percepción que aquellos que de principio se consideraba como sus “beneficiarios”.

• El carácter sostenible de las acciones que se ejecuten están en directa relación con el grado y la intensidad de la participación, acceso y control que tengan los y las pobladoras en los contenidos y metodologías de los proyectos. Elementos que se concretizan en el grado e intensidad de la apropiación de la propuesta a los que se llegue.

• El avance y la madurez de las propuestas y proyectos está en relación directa, principalmente, con que su gestión sea cada vez más, responsabilidad de los pobladores y pobladoras del entorno y cada vez menos responsabilidad de la institución.

Metodología

PRODECO organiza su accionar a partir y alrededor de sus prestaciones de capacitación,esto es:

tabla_1.jpg

• Siempre en relación con las comunidades donde se trabaja, el proceso de selección de las personas a ser capacitadas es la de la designación por parte de la comunidad que puede estar basada en la elección directa de una persona o en la previa postulación de la o las personas que deseen ser capacitadas.

• El proceso de formación propiamente, que consiste en un proceso que tarda varios años con eventos de capacitación teórico-práctico periódicos.

• El proceso de seguimiento, que consiste tanto en el acompañamiento, asistencia técnica y reforzamiento de su formación.

La prestación de los servicios de capacitación se instalan en tres ejes temáticos que intentan fortalecer las capacidades de las comunidades en torno a sus necesidades, intereses y potencialidades; estos tres elementos en conjunto e interrelacionados permiten enfrentar la temática de la salud desde una mirada más integral.

esquema_2.jpgEstos tres procesos tienen particularidades específicas dependiendo del tipo de Responsable Popular del que se trate, por ello, a continuación se describe cada proceso por separado, haciendo hincapié en las características de su intencionalidad, metodologías, contenidos, valoraciones y perspectivas.

Posteriormente se describirán las acciones referidas al trabajo dirigido a las mujeres de las comunidades y finalmente los aspectos referidos al fondo rotatorio de las comunidades.

Salud y Formación de Responsbles Populares de Salud(RPS)

Por qué formar RPS.

La situación de pobreza en la que viven los habitantes del área rural, se expresa principalmente en indicadores de salud y nutrición, como la prevalencia de enfermedades carenciales, infecciosas y las provocadas por vectores. Este perfil de salud – enfermedad está condicionado por niveles deficientes de alimentación y nutrición y por un deficiente acceso a servicios, fundamentalmente de saneamiento básico, salud y educación.

El diagnóstico de salud realizado por PRODECO en los municipios de El Villar, Alcalá y Sopachuy, identificó un bajo nivel de salud de la población del área , ausencia de saneamiento básico y limitado acceso a servicios de salud por parte de la población. En respuesta a esta problemática PRODECO y DIÁLOGOS propusieron la implementación de un proyecto de salud, con la finalidad de: “Contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes del área con especial énfasis en el campo de la salud…”.

La estrategia contempla una visión integral al problema sanitario, proponiendo actividades en los campos de Salud, Nutrición – Agropecuaria y Organización – Desarrollo Comunitario. La atención en salud en el área se realiza por el sistema público y la medicina tradicional. El sistema de salud conformado por el personal del hospital cabecera de distrito en Padilla, un puesto médico en cada municipio y postas sanitarias en cada una de las Sub Centrales.

La medicina tradicional se ha practicado siempre, mediante el conocimiento de la población, de los curanderos y de los parteros empíricos y, actualmente es manejada por los RPSs que son recursos humanos capacitados por PRODECO, y que están trabajando en las 58 comunidades de los tres municipios, realizando actividades básicas de prevención y curación, combinando la medicina tradicional y la medicina occidental.

Durante la primera etapa (1995 – 1998) de ejecución del proyecto, se lograron la mayoría de los objetivos propuestos para el componente de salud. La capacitación de RPS en 15 comunidades, permitió la atención de curaciones con base en la medicina occidental y la tradicional. La coordinación con el sector oficial de salud, permitió que los RPS se constituyan en la puerta de entrada al sistema formal, estableciendo niveles de referencia y contra – referencia e incrementando la captación de pacientes con EDAs e IRAs, principales causas de morbi – mortalidad del área, participación en campañas, prevención y promoción de la salud. Debido a este éxito, en la fase de ampliación (1999 – 2003) se llegan a 19 comunidades más, cubriendo así todas las comunidades de los municipios de El Villar y de Alcalá; posteriormente desde el año 2004 se incorporan 24 comunidades del Municipio de Sopachuy, las que suman en la actualidad 58 comunidades.

Proceso de selección de los Responsables Populares de Salud La selección de personas a ser formadas como RPS se realiza en asambleas comunales según acuerdos logrados con organizaciones de base y autoridades locales, así PRODECO compartió la responsabilidad con estas instancias, con relación al compromiso para emprender las actividades y alcanzar los objetivos propuestos.

En una primera fase del proyecto era la comunidad la que seleccionaba a los RPs de los tres campos sin preguntar a los elegidos, si era de su vocación aprender esta actividad y se tropezó con bastantes problemas, ya que después de un tiempo algunos abandonaban su capacitación.

Posteriormente, se optó por preguntar primero quiénes querían capacitarse en uno u otro tema, y después la comunidad daba su aval, o rechazaba a algunos que no contaban con su confianza. De esta manera se garantizó su permanencia. Este tipo de elección ya fue más por vocación de los interesados, que por obligación de la asamblea solamente.

Metodologías de capacitación para RPSs.

Para su capacitación los RPSs, fueron separados por cantones, sobre todo por las distancias que debían recorrer. El equipo de PRODECO, llegaba a cada cantón o Sub Central, una vez cada mes y se los preparaba durante dos días, por espacio de 9 meses cada año, se llevaba a cabo también un congreso anual de RPSs de todas las Sub Centrales en cada municipio para evaluar su capacitación y el trabajo que desempeñaban en sus comunidades.

Las conclusiones de los eventos permitían adecuar los temas y su profundización según las necesidades planteadas. En la primera fase del proyecto los RPSs de cada cantón, recorrían todas las comunidades para cada cursillo, junto con el equipo capacitador, con la intención de integrar a las comunidades en los procesos de capacitación. Esta estrategia tenía como fin, practicar con pacientes nuevos en cada cursillo, sobre diferentes enfermedades y con tratamientos diferentes que deberían aplicarse según los requerimientos que suelen presentarse de acuerdo con las diferentes condiciones climáticas existentes en la zona.

Este desplazamiento el equipo tuvo que ser realizado en caballo o a pié, porque en esa época aún no habían caminos carreteros, sino sólo hacia algunas comunidades, las visitas comunales se hacían regularmente, cada mes.

recetario.jpgA través de los años de trabajo, se tuvo la oportunidad de recopilar los conocimientos sobre el uso de las plantas medicinales y otros elementos, para las curaciones de las diferentes enfermedades. Como resultado de este trabajo, se imprimió un Manual y Recetario de Plantas Medicinales,que está en uso, tanto por los promotores de salud, como por los trabajadores del sistema oficial.

Resulta importante rescatar la visión que el equipo del proyecto ha aplicado para trabajar los aspectos mágico religiosos en la formación de los RPSs, el Dr. Isola Director del proyecto se refiere así para explicar este tema: “Debemos tomar en cuenta y estudiar el comportamiento mágico religioso de los grupos sociales con los que trabajamos, todos estos grupos en las áreas rurales, son supersticiosos en extremo, por eso la medicina tradicional es Psicosomática. Esto quiere decir que al mismo tiempo se realizan los tratamientos del cuerpo y del alma. En la medicina académica, cuando un paciente necesita tratamiento psicológico, se lo envía al psicólogo. En la medicina tradicional el curandero maneja muy bien ambos campos. Por eso existen enfermedades como la mara, (jap`hecka), el manantial (pujyo), el susto (manchariscka) , el hechizo etc. y para determinar cual es la causa, se recurre a mirar en la coca, además del diagnóstico, y se cree también en los espíritus buenos y en los malos, en aquellos que hacen el bien y en aquellos que hacen el mal a los seres humanos. Todo está sujeto a causas naturales y sobrenaturales. Si existen malos comportamientos de algunas personas en la comunidad, especialmente el adulterio u otras acciones reñidas con sus costumbres, es posible que los fenómenos naturales castiguen a toda la comunidad, con granizadas, o sequías.”

Realiza también el siguiente análisis autocrítico: “Sería bueno determinar si nuestro trabajo de capacitación está dentro de todas estas reglas del comportamiento. Seguro que fallamos al no asumir su cosmovisión en los métodos de capacitación. Cuando van a sembrar o emprender cualquier trabajo, se quitan el sombrero y chàllan a la pachamama, para que ella bendiga lo que están haciendo. Nosotros vamos directamente al programa de capacitación, sin importarnos para nada estas creencias. Durante la capacitación en la Medicina tradicional, se deben incorporar el la currícula esta temática que es tan sensible para ellos. No se puede curar pasando por encima de estos conceptos. Y sobre todo debemos respetar lo que la gente cree y tratar de comprender en vez de burlarnos. En el mundo occidental, también existen creencias y supersticiones, por eso estamos leyendo cada día nuestros horóscopos para saber que nos depara el destino en este día. O recurrimos a los naipes o a la bola de cristal etc.” Plan de capacitación El plan de capacitación estaba programado para 25 cursillos de dos días cada uno y en el espacio de cuatro años, los que fueron planificados del siguiente modo:

1er año.- 3 cursillos 2do año.- 9 cursillos 3ro año.- 9 cursillos 4to año.- 4 cursillos

Índice y Contenidos de capacitación dirigidos a RPS

La organización del proceso de capacitación se dio por cantones, programándose un cursillo de dos días de duración al mes, para cada uno de los grupos.

En la estrategia de formación de RPS, PRODECO planificó la realización de los eventos en coordinación con el personal de salud del sistema oficial, modalidad que imprimió al proceso las bases para la permanente cooperación, por ello los resultados alcanzados dan cuenta de la integración del personal formado por PRODECO y de la valoración por parte de autoridades locales del sector y de la propia población.

El diseño del contenido de la capacitación para los RPSs tuvo como base las líneas generales de la OMS para la estrategia de Atención Primaria de la Salud que forma parte de la política oficial de salud en Bolivia. Según estas líneas el contenido incorporó las enfermedades prevalentes de la zona y aspectos de saneamiento básico e higiene.

La incorporación de la medicina tradicional en la capacitación tuvo gran acogida por parte de los RPS y de la población en general. Este es un acierto metodológico y conceptual por parte de PRODECO, ya que recupera la sabiduría popular, reconoce el aporte del acervo cultural en salud y las personas se sienten confortadas cuando recrean ese conocimiento de manera sistemática y se sienten motivados para otros desafíos de aprendizaje.

Otro aspecto de importancia contemplado dentro del proceso de capacitación fue la dotación a los RPS de botiquines, con equipamiento, con medicamentos tradicionales, insumos básicos y medicamentos occidentales lo que permitió dar aplicación casi inmediata a los conocimientos y habilidades adquiridas. (En la primera etapa del proyecto se apoyó en la construcción de pequeñas postas sanitarias para cada promotor y en cada comunidad pero, cuando estuvo terminada, al verla bien hecha, los promotores trasladaron su dormitorio a estos ambientes y se les dio la función correspondiente, por lo que en fases posteriores ya no se construyeron esos ambientes).

Esta práctica resulta en una rápida valoración de los avances y resultados de la capacitación por parte de la población y de los mismos RPS, ya que muchas experiencias de capacitación no resultan exitosas debido a las brechas culturales entre los procesos de formación y capacitación y los resultados que se alcanzan en el corto y en el mediano plazo.

Las charlas de prevención de la salud, fueron realizadas mensualmente con las comunidades, para ello se fueron adaptando las estrategias del proyecto a la cosmovisión cultural del proceso de salud enfermedad, fundamentada en criterios mágico – religiosos, (tratamientos psicosomáticas de las enfermedades). La metodología de los cursillos combina teoría y práctica.

En la parte teórica, modalidades valiosas son la reflexión y discusión de los temas avanzados, que permite mayores grados de aprehensión de la temática, al ser los propios RPS quienes toman conciencia de la magnitud de la problemática sanitaria y de las formas adecuadas de plantear soluciones e intervenir en casos específicos En la parte práctica, la observación directa, demostraciones, prácticas con personas, participación en campañas, etc. son métodos que permiten una rápida apropiación del contenido temático.

Responsable Populares de Salud formados

Cuando se analiza la participación de personas según sexo y municipio encontramos:

RPSs por municipio y sexo

Municipio Hombre Mujer Total
El Villar 23 11 34
Alcalá 12 26 38
Sopachuy 46 24 70
Total 81 61 42

Actualmente, en 58 comunidades de los 3 municipios, existen 142 RPS de los cuales son 61 mujeres (43 %) y 81 hombres (57 %). En el Villar 68 % de los RPS son hombres y mujeres son el 32 %. En Alcalá los hombres representan el 32 % y las mujeres el 68 %. En Sopachuy los hombres son el 66 % y las mujeres el 34 %. El desempeño de hombres y mujeres en esta actividad es similar, dependiendo generalmente de su predisposición a capacitarse y de su vocación de servicio. Resulta interesante comparar que cuando era la elección de la comunidad la que decidía quien debía ser RPS, la elección generalmente favorecía a los varones (El Villar), cuando se abre la posibilidad a la proponerse voluntariamente, aparecen cada vez más las mujeres.

Actividades desarrolladas por los RPS La principal actividad desarrollada por los RPS es la práctica sanitaria, que desde su propia visión se traduce en:

-Charlas sobre prevención enfermedades en general e higiene en reuniones de hombres y mujeres -Atención de pacientes niños y adultos -Apoyo en la atención ambulatoria de pacientes del hospital -Preparación de medicinas caseras con plantas y hierbas -Diagnóstico y referencia de pacientes al hospital -Apoyo en control de peso y talla a menores – Apoyo en la organización

Los RPS realizan de 2 a 18 consultas por mes (6–7 en promedio) en sus comunidades dependiendo del mes. Las principales causas de atención son: EDA, IRA, fiebre, debilidad, desmayos, neumonía y otras pulmonares, tuberculosis, enfermedades gastrointestinales, hígado y vesícula, reumatismo, mal de chagas y paludismo.

Las atenciones que realizan los RPS han permitido que se incrementen las captaciones de pacientes con EDA e IRA. Este resultado es de mucha importancia en cuanto al objetivo general que persigue el proyecto, porque de esta forma se puede brindar el tratamiento adecuado, principalmente a los menores, en forma oportuna evitando el círculo vicioso entre desnutrición – enfermedad – desnutrición y muerte.

La atención oportuna de los RPS ha permitido que pacientes graves o con patologías que no pueden tratar los promotores, sean atendidos por personal médico y/o especializado. Asimismo, gracias a la presencia de los promotores en las comunidades, el personal sanitario del sistema oficial puede contar con el apoyo de éstos para el control y seguimiento del tratamiento ambulatorio de pacientes. Este es otro importante resultado, que fortalece al propio sistema de salud, ya que se establece la coordinación necesaria para el tratamiento de los pacientes, bajo el mecanismo de referencia y contra referencia.

Todas las atenciones que realizan los promotores en sus comunidades, las registran en cuadernos para este fin, donde se constata el número de consultas que realizan por mes, el diagnóstico y el tratamiento. En los registros de atención de los RPS, se ve el uso de tratamientos con ambas medicinas. Los promotores envían informes regulares al sistema de salud, lo que permite el seguimiento a los casos atendidos y al trabajo de los RPS.

En las actividades de prevención realizadas por los RPS existen dos modalidades: la primera que consiste en la realización de charlas sobre higiene en general, de la vivienda, del cuerpo, etc., formas de prevención de las patologías que son atendidas por los RPS, una vez al mes por comunidad, y la otra que consiste en la participación y apoyo de promoción de la salud, que realiza el sistema oficial de salud, de acuerdo a los programas sanitarios vigentes, como ser las campañas de vacunación y control de madre y niño.

A pesar de que las charlas se realizaron de acuerdo a lo planificado, es necesario recalcar que el tema de prevención y promoción de la salud aun no es una actividad que se realiza con la regularidad e insistencia necesarias, debido entre otros, a que existe una visión mágico religiosa de algunas patologías, asimismo existen muchos hábitos y tabúes sobre el consumo de ciertos alimentos, que en una forma u otra pueden entorpecer las intervenciones y prácticas nutricionales y sanitarias. Por otra parte, debido a las condiciones de pobreza y deficiencias en cuanto a saneamiento básico (agua potable y alcantarillado), la actividad preventiva puede contribuir a una diferencia notable en la incidencia y prevalencia de enfermedades infecto contagiosas. Para el desarrollo de sus actividades los RPS cuentan con los siguientes medios de trabajo:

-Conocimientos y habilidades adquiridas durante el proceso de formación, incluida la preparación de medicamentos tradicionales -Equipo e insumos, consistente en: Frascos para guardar plantas medicinales, frascos de diferentes capacidades para elaboración y venta de medicinas preparadas según necesidades, termómetro, jeringas, tijera, pinza, tela adhesiva, vendas de gasa, apósitos, algodón, alcohol. -Botiquín Vitrina con los siguientes medicamentos: Plantas medicinales recolectadas, procesadas y guardadas según las enfermedades prevalentes de la zona., cotrimoxazol cap. 480 mg, ampicilina cap. 500 mg, benzetacil amp. De 1.200.000, mebendazol tab. 100 mg. -Recetario de Medicina Tradicional.

El recetario de medicina tradicional, representa un esfuerzo destacable realizado por PRODECO, el recetario elaborado recoge la experiencia de largos años dedicados al rescate de la medicina tradicional, la investigación y seguimiento a diversas recetas con base en plantas medicinales. La guía permite la utilización adecuada de las plantas medicinales y herbolaria local, constituyéndose en una verdadera alternativa para la atención de las patologías de la zona y rescata el aporte de la medicina natural o tradicional. Esta iniciativa es muy importante en la generación de un proceso de sistematización del conocimiento ancestral y popular sanitario, que puede servir a proyectos similares u otras instancias.

Perspectivas de trabajo de los RPS

Se ha considerado al Promotor, como al último peldaño del sistema de salud, como a un personaje que tiene que capacitarse para prestar servicio gratuito a su comunidad. PRODECO piensa que este sistema de explotación comunitaria, debe acabar, porque el servicio gratuito no existe, por lo menos no como se practica ahora. Podrán funcionar sistemas de reciprocidad, ayni, trueque, pero ya no los servicios gratuitos. Lógicamente este pensamiento está sometido a la voluntad de cada promotor, pero nadie puede obligarlo a trabajar gratis para nadie.

La mayoría de los RPS han tenido un trabajo continuo, los más antiguos lo han hecho ya por más de 11 años, otros entre 7 y 8 años y los últimos por 2 años. Entre sus motivaciones de formación y de cumplimiento de la práctica sanitaria, la mayoría indica que se debe a que tienen capacidad e interés y a que cumplen un mandato de la comunidad por la confianza depositada en sus personas.

Visión de los dirigentes comunales y familias respecto del trabajo de los RPS

La valoración de los dirigentes comunales radica en el reconocimiento a la actividad de los RPS en cuanto a la atención de primeros auxilios o emergencias y atención primaria, elaboración de medicamentos caseros y orientación en aspectos de higiene y prevención de enfermedades. Asimismo, el apoyo al sistema oficial en el control de peso y talla a niños y niñas. Para los dirigentes comunales las ventajas de la existencia de RPS en la comunidad son: la proximidad y disponibilidad inmediata para la atención de casos, que permite la solución rápida de enfermedades comunes, la disponibilidad de medicamentos, la utilización de medicamentos caseros y hierbas medicinales por su bajo costo y el control que realizan al tratamiento prescrito por el médico del hospital.

salud1.jpgEn cuanto a la visión de las familias de las comunidades que han sido atendidas por los RPS, califican como bueno su trabajo, ya que en general esta persona logró resolver problemas de salud de algún miembro de la familia: “me lo hizo sanar a mis hijos”, “le sanó a mi esposa”, “nos ha sanado a nuestra familia”, etc. La calificación también obedece al uso que hacen los RPS de medicamentos caseros preparados en base a la medicina tradicional.

El acceso cultural está basado en la confianza que tienen las familias en los preparados caseros y hierbas medicinales, como parte de su cosmovisión y sus prácticas ancestrales, medicamentos que son proporcionados por los RPS; como dicen los entrevistados “De acuerdo a la medicina del campo, ellos participan más rápido en la atención”, “Más experiencia en la medicina tradicional”. El acceso cultural puede también entenderse por la identificación con el RPS “Es más confianza en la persona”.

Organización de los Responsables Populares de Salud

Los promotores de salud, han asimilado la coordinación de actividades como un método efectivo en la planificación de su quehacer. Antes de iniciar el proyecto se firmó un convenio con el sistema oficial de salud. La coordinación entre promotores y hospital se refleja en el registro de consultas, referencia de pacientes al hospital, tratamiento ambulatorio de pacientes, realización de ferias de salud, apoyo en campañas de promoción y prevención, informes periódicos y supervisión a los RPS.

Los RPS han conformado su propia organización, por zonas, para participar con mayor responsabilidad en la solución de sus problemas y como forma de capacitación. Por ejemplo, el tesorero y en presencia de su presidente recoge de la Institución el presupuesto para cada cursillo. Ellos planifican su alimentación y los gastos. El costo del alojamiento etc. Al final de cada cursillo y ante la asamblea de R.Ps el tesorero rinde cuentas de los gastos efectuados, los saldos que quedan etc. En este proceso se tratan también otros temas de importancia. Que además son sentados en actas.

PRODECO valora este proceso, primero porque considera que los RPS aprenden a planificar sus actividades, deciden la alimentación que van tomar durante los eventos, calculan sus gastos y rinden cuentas de manera transparente a sus colegas. A demás durante la rendición de cuentas, aprenden a realizar el control social a sus dirigentes. Hasta ahora, las cuentas han sido ajustadas correctamente, no se pierde ni un centavo que no sea fiscalizado. Este mismo procedimiento se sigue con el manejo del fondo rotatorio de 2.000 $US por comunidad.

De esta manera, se van activando mecanismos colaterales de su capacitación. Se trata de acomodar una serie de engranajes en un proceso educativo que ajuste el funcionamiento de un reloj comunitario. Cada movimiento debe tener un fin estratégico que incremente las habilidades de los RPSs.

Los Responsables Populares de Salud, a través de su organización, coordinan con las organizaciones de base, en las asambleas mensuales de la comunidad y operan como asesores de la misma. Como se mencionó líneas arriba, al inicio del proyecto el RPS firmó un convenio con su comunidad estableciendo las obligaciones y responsabilidades de ambas partes.

La idea de que los RPS se organicen surge desde el inicio del proyecto con la finalidad de que éstos puedan discutir sus problemas, evaluar el trabajo realizado y planificar las actividades futuras y que tengan representantes interlocutores para relaciones con otras Instituciones.

En esta perspectiva y de acuerdo al marco legal vigente, la organización de los RPS, podría impulsar el funcionamiento de los comités de salud, coordinar con los comités de vigilancia, el mecanismo de control social, organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones de la sociedad civil, para ejercer la vigilancia y control social al funcionamiento de programas y servicios de salud, así como a la utilización de recursos económicos destinados a éstos.

NUTRICIÓN Y FORMACIÓN DE RESPONSABLES POPULARES DE AGRICULTURA (RPA)

Durante la primera fase del proyecto, las actividades más importantes realizadas en el campo de la nutrición estuvieron dirigidas a favorecer la modificación de los hábitos alimentarios nutricionales de la población, teniendo como base lo que ya producían, para lo cual se realizaron cursillos prácticos con las organizaciones femeninas de cada comunidad que tuvieron un día de duración y se realizaron tres veces al año, para explicar como se deben balancear los alimentos y mejorar la dieta de la familia. También, se apoyó a la producción de hortalizas y alimentos estratégicos (5 familias por comunidad), para lo cual el proyecto realizó visitas de seguimiento a todas las comunidades.

Se intentaba romper el viejo esquema instaurado por algunas instituciones, que llegan a las comunidades con programas de control de talla y peso a los niños menores de 5 años, para registrar en sus libros el avance de su crecimiento, y no darles nada más que antiparasitarios, UROS, etc. solo registran los datos, pero no dan soluciones. En contraposición PRODECO cree que se deben dar los instrumentos para que los campesinos puedan solucionar estos problemas, desde sus mismas comunidades. En aquel tiempo aun estaba en boga la idea de la seguridad alimentaria, que quería resolver el problema con la donación de alimentos por trabajo y otros, con lo que PRODECO de inicio estuvo en desacuerdo, estaba a favor de que se debía trabajar en incrementar y diversificar la producción local de manera sostenible. El año 1996, se vio por conveniente solicitar la designación de un promotor de Nutrición por comunidad, (RPA) para que sea el asesor dentro de su comunidad una vez que sea capacitado, cuya función además, sería la de incentivar el cultivo y el uso de hortalizas exóticas y tradicionales y alimentos estratégicos tradicionales ricos en proteínas y vitaminas, como ser el coime, la quínoa, las habas, las arbejas, la soya etc. La evaluación realizada por Diálogos en 1997, indica que el trabajo propuesto en el área de nutrición y producción agrícola se había ejecutado, como estaba previsto y planteaba: “es difícil medir este punto. Pero el trabajo de los RPAs en cada comunidad, el deseo de requerir semillas de hortalizas por los demás comunarios y el requerimiento de los Club de Madres de más cursillos para preparación de comidas con hortalizas y alimentos estratégicos puede indicarnos que la población en general está levantando su nivel de conocimiento sobre la salud y la buena nutrición”, “en las comunidades ahora siembran y usan más variedades de hortalizas y alimentos estratégicos que antes. Además el resto de los comunarios solicitan semillas, instrucción y prácticas.” A la finalización de la primera fase del proyecto, el número de familias que adoptó el cultivo diversificado de hortalizas y alimentos estratégicos, mostraba un reducido impacto del proyecto. Por otra parte, la experiencia llevada a cabo con los promotores comunales de Nutrición y el desenvolvimiento alcanzado por los RPS, permitió a la institución plantear, en función de la ampliación del proyecto (1999-2003), fortalecer el componente nutrición a través de la formación de Responsables Populares de Agricultura (RPA), de esa manera el nuevo proyecto considera un proceso de capacitación sistemática para que los promotores funcionen como asesores en el mejoramiento de la producción hortícola y de alimentos estratégicos en las comunidades.

La formación de RPAs dentro del proyecto de salud – objetivos buscados La nutrición y la formación de los RPAs es uno de los tres componentes desde la segunda etapa del proyecto de Salud ejecutado por PRODECO en los municipios de Alcalá, El Villar y Sopachuy.

• Dos de los 5 objetivos específicos planteados para la segunda fase, tienen que ver con el campo de la nutrición: “Mejorar el conocimiento de la salud preventiva y de la buena nutrición de la población en general”.

• “Formar y capacitar Responsables Populares de Agricultura (RPAs) para que puedan a nivel comunitario incrementar las cualidades de la agricultura de consumo para conseguir una buena nutrición alimentaria de la población” .

El trabajo en el componente de nutrición se encara a través de dos equipos, uno ligado al componente de salud encargado de promocionar la buena nutrición a nivel comunal, especialmente con las organizaciones de mujeres, influyendo para que las familias adopten cambios en los hábitos de alimentación; el segundo equipo responsable de difundir prácticas destinadas al mejoramiento y diversificación de la producción de hortalizas y alimentos estratégicos. El segundo equipo, constituido por un Ing. Agrónomo y dos promotores reclutados entre los RPAs más destacados de la zona. A cerca del tema el Dr. Isola manifiesta: “Así se está dando valor a los recursos capacitados de la comunidad, para que los demás RPA. vean que sí pueden, y se superen con la intención de ser contratados por alguna Institución en el futuro, y acceder de esta manera a un sueldo como retribución a su capacitación, trabajo y voluntad de superarse”. (también las promotoras que trabajan con las organizaciones comunales de mujeres, han sido reclutadas entre las mejores que el proyecto a capacitado y actualmente se desempeñan como promotoras con salario).

Para la realización del trabajo, el equipo de producción agrícola coordina la ejecución de sus actividades con los equipos de Salud y de Desarrollo Comunitario; las visitas que realiza el equipo de producción agrícola a las comunidades, son más frecuentes a las comunidades nuevas llegando una vez cada dos meses, en tanto que a las antiguas llega cada cuatro meses.

Resulta necesario aclarar que los componentes de salud y nutrición se complementan, debido a que los RPSs están capacitados en las bondades medicinales de las hortalizas y de los alimentos estratégicos y los RPAs, conocen las cualidades alimenticias de las hortalizas y de los alimentos estratégicos, además saben para qué sirven y cómo se producen”. Proceso de formación y actividades desarrolladas por los RPAs Al inicio de la segunda fase, PRODECO solicitó la designación de 3 personas para formarlas como RPAs por cada comunidad (la idea de optar por un mayor número de RPAs por comunidad, frente a un promotor por comunidad en la primera fase, surge de la elevada demanda de familias por acceder a la producción de hortalizas). Las comunidades optaron mayormente por elegir promotores, mediante designación realizada por el sindicato o en asamblea, otra forma de selección realizada fue sugerida por PRODECO, que alentó el ofrecimiento voluntario de las personas interesadas en participar de la capacitación ofertada y en prestar servicio a las comunidades. Las comunidades tuvieron la oportunidad de participar en los cursos de formación con tres personas dentro de las cuales se alentó a que se considerara la participación femenina. Durante la primera fase el año 1996, para comenzar la formación de promotores agrícolas se contó con 16 personas inscritas, de las cuales ninguna fue mujer. En la segunda fase el año 1999, para iniciar los cursos de formación, se contó con 61 personas inscritas, de las cuales solo 2 fueron mujeres. Las 2 mujeres inscritas pertenecen a la misma comunidad, su elección responde a que ellas se propusieron como voluntarias para llevar adelante esta responsabilidad, posteriormente la comunidad avaló su designación. Responsable Populares Agropecuarios formados Cuando se analiza la participación de personas según sexo y municipio encontramos: RPAs por municipio y sexo Municipio Hombre Mujer Total El Villar 24 24 Alcalá 26 4 30 Sopachuy 49 21 70 Total 99 25 124 La edad promedio entre los RPAs es de 31 años, se trata de personas con hogares y actividades establecidas en las comunidades, hecho que puede apoyar a que continúen trabajando por sus comunidades.

Los cursos de capacitación se organizan en cada uno de los municipios. Al principio se realizaron cada mes, durante dos días hábiles, posteriormente y a solicitud de los mismos promotores los cursos se programaron para los fines de semana y se realizan cada dos meses; los cursos son de dos días de duración y abarcan teoría y práctica, y se realizan por zonas, Amancaya, Sopachuy y Pampas del Carmen. Congresos de R.P.As.- Además de los cursos programados para los RPAs de cada uno de los municipios, se realizan también encuentros o congresos en los 3 municipios, estos eventos se han realizado anualmente desde el inicio del proyecto y tienen por objetivos: fortalecer la organización de los promotores, promover el intercambio de experiencias, evaluar y recoger sugerencias para mejorar el proceso de capacitación.

Tareas cumplidas por los RPAs en las comunidades Los promotores de agricultura en sus comunidades llevan a cabo diferentes actividades, algunas las realizan con el conjunto de la comunidad, otras con las escuelas, con las organizaciones de mujeres y otras solamente con las familias.

A nivel comunal.

La información que los promotores dan a las comunidades es parte del compromiso adquirido con el conjunto de sus miembros, proporcionan un informe de cada curso en el que participan, conjuntamente los demás promotores. Para facilitar con esta disertación, los técnicos de la Institución, preparan un boletín con el resumen de lo aprendido, y este instrumento les sirve de guía a los RPAs para su informe a la comunidad; aprovechan las asambleas comunales para recoger listas de interesados en implementar huertos y sembrar alimentos estratégicos, se organiza la adquisición y distribución de semillas, se planifica el rol de visitas y las actividades que realizarán los RPAs a los diferentes beneficiarios.

Con los grupos de mujeres.

En reuniones ordinarias de las agrupaciones, de mujeres, los RPAs transmiten información sobre las cualidades de las hortalizas e incentivan a la implementación de huertos grupales, se opta por esta posibilidad sobre todo en las comunidades donde las condiciones para la instalación de huertos familiares presentan mayores limitaciones.

En los huertos grupales, las parcelas son conducidas individualmente por cada mujer, los productos que obtienen son destinados al consumo familiar, una parte muy reducida es destinada a la preparación de alimentos cuando el grupo se reúne ordinariamente o cuando tienen lugar los cursos de preparación de alimentos.

Estos huertos generalmente se encuentran instalados en terrenos comunales, próximos a la escuela; cuando la comunidad no dispone de un área adecuada, se habilitan huertos en terrenos facilitados por algún miembro de la comunidad.

El estado de los huertos es variado y depende de la atención que cada persona brinda a su parcela, para lo cual influyen varios aspectos:

• la proximidad al huerto, las personas que tienen sus viviendas más distantes tienen mayores dificultades para dar atención continua y oportuna,

• las actividades que desarrolla la mujer en el hogar y fuera de él, determinan el tiempo que pueda destinar a la atención del huerto; es importante, también, el apoyo que otros miembros de la familia pueden dar para el cuidado de la parcela,

• el interés en conseguir mayor cantidad y calidad de alimentos, las mujeres de mediana edad y jóvenes en las que despierta mayor interés la actividad.

Otros factores, como el conocimiento sobre el manejo técnico, influyen escasamente, debido a que las mujeres tienen un nivel similar de experiencia sobre el tema. La competencia por tener un huerto bien cuidado y productivo influye positivamente.

Es importante hacer notar que la mayor parte de estos huertos no cuentan con fuentes de agua para riego en las proximidades y menos con sistemas de conducción de agua (excepción de pocos casos); para hacer posible la producción se debe trasladar el agua a pulso, hecho que representa un esfuerzo significativo para las mujeres y los hijos que las apoyan, es necesario regar las parcelas al menos 2 veces por semana.

Con las familias.

Luego de realizada la promoción de los huertos y definidas las familias interesadas en implementarlos, los RPAs y ellas establecen un plan de actividades que conducirá a la obtención de diversas hortalizas para el consumo familiar. Entre las familias participantes, se selecciona un huerto donde tendrán lugar las diferentes prácticas y demostraciones, en ellos el promotor transmite los conocimientos que ha adquirido de la capacitación otorgada por PRODECO. El proceso de capacitación que el promotor lleva a cabo a las familias es acompañado por los técnicos institucionales.

REVISAR DATOS

Huertos familiares apoyados por los RPAs según municipio Total Huertos permanentes Huertos temporales Municipio de Alcalá 128 103 25 Municipio de El Villar 212 162 50 Municipio de Sopachuy

TOTAL Fuente: Elaboración propia en base a información proporcionada por PRODECO.

Con las escuelas.

La implementación de huertos escolares tiene especial importancia, debido a que están orientados a promover en los niños en edad escolar la adopción de técnicas del cultivo de hortalizas y sobretodo a incentivar el hábito de su consumo. Los huertos son conducidos por los maestros y trabajan en ellos los niños de los cursos superiores, si es necesario intervienen los padres de familia. Los productos que obtienen se destinan a la preparación de alimentos de apoyo al desayuno escolar.

Un importante efecto logrado a través de los huertos escolares es que los niños reclaman a sus familias el cultivo y consumo de hortalizas, también se han dado casos en que los niños aprenden técnicas de cultivo que transmiten a sus padres.

A nivel general.

Globalmente, sumando los huertos denominados familiares y los grupales (que también son familiares), se tiene en las comunidades antiguas 258 familias que cuentan con huertos instalados y en las nuevas son 265, haciendo un total de 523 las familias que tienen huertos de producción de hortalizas. Según el Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2001, la población de ambos municipios alcanza a 8.619 habitantes, el censo establece un promedio de 4.52 habitantes por hogar para la población rural, resultando en 1.906 el número de familias establecidas en ambos municipios; finalmente, relacionando este número con el de las familias que han implementado huertos con apoyo de PRODECO y de los RPAs, se establece que, aproximadamente, el 27% de las familias de los municipios de Alcalá y El Villar cuentan con huertos de producción de hortalizas (el total de familias incluye las familias de los centros poblados de Alcalá y El Villar, con las que la institución no trabaja).

A la finalización de la segunda fase del proyecto, el porcentaje de familias con huertos instalados es significativo, es muestra de la voluntad y el trabajo llevado a cabo por la institución y los promotores. Se ha dado un importante incremento en la cobertura alcanzada por el proyecto a partir de la participación de los RPAs, actualmente se tiene un promedio mayor a 16 familias por comunidad con huertos instalados, en tanto que al cabo de la primera fase el promedio alcanzaba solo a 5 familias.

Otro dato importante, es que en el área rural, siempre se han cultivado hortalizas como los zapallos, las angolinas, la verdolaga que crece sin cultivarla, los berros, las hojas de quinua, el ají verde para ensaladas etc., solo que se las consumen sin el conocimiento respectivo sobre sus valores nutricionales, y son de uso estacional.

Para promocionar el uso más intensivo de las hortalizas, lo que se hace es identificar y recopilar el conocimiento y el uso de las hortalizas nativas, con altos valores vitamínicos y minerales. Es necesario educar a la gente de que no se trata de comer yerbas, cuando se usan hortalizas nativas con los mismos valores alimenticios que las introducidas.

La producción de semillas de algunas variedades de hortalizas, como el repollo, las zanahorias, la betarraga etc, son difíciles de realizar, por lo que se ha incentivado la producción de semillas de aquellas hortalizas que son de fácil manejo, como las lechugas, las cebollas, el rábano, la espinaca, el perejil, la acelga, el tomate, las arvejas verdes, cuyas semillas para su reproducción se las puede producir en la comunidad.

Algunas dificultades que enfrentan los RPAs al realizar su trabajo son las siguientes:

- algunos comunarios no entienden lo que se les explica o no dan importancia al cultivo de las hortalizas, – los huertos de las familias a veces no tienen protección y los animales dañan los cultivos eso desanima a la familia y al promotor. – quita tiempo para desarrollar otras actividades propias de su familia, – no existe incentivo económico para dedicar mayor tiempo a este trabajo.

El 32% manifiesta que la disponibilidad de agua para riego es escasa; 22% tiene problemas con sus terrenos (son suelos de elevada pendiente, no tiene protección o no es propio); 12% manifiesta que no hay mercado para la producción; el 8% por el ataque de plagas y enfermedades; 10% por insuficientes conocimientos y el restante 10% a causa de adversidades climáticas.

La mayor parte de las familias cultiva hortalizas para el propio consumo, esta producción en promedio les abastece por cerca de 8 meses al año. En las comunidades mas alejadas, el trueque de hortalizas con otros productos, ha dinamizado el intercambio de productos como forma tradicional de abastecimiento de alimentos. La venta de hortalizas en las comunidades próximas a los centros poblados es frecuente.

Consultados sobre la probabilidad de que a futuro sigan trabajando como promotores, todos los RPAs manifiestan seguridad en que continuarán trabajando en esta actividad, ya que se trata de mejorar la salud.

La organización de los RPAs

Entre los promotores de agricultura organizaron una mesa directiva que cuenta para su funcionamiento con reglamento interno. Dentro de las tareas asignadas a la mesa directiva de los promotores se encuentra la organización logística de los cursos, la administración de los recursos económicos para la alimentación de los participantes en cada cursillo, el control social de los gastos, el control de asistencia de los promotores y normas de control general. Todo el proceso de estas actividades es similar al de los R.P.Ss.

Las organizaciones de promotores son instancias que tienen toda la capacidad para convertirse en interlocutores para temas relacionados al desarrollo general de las comunidades, subcentralías y municipios.

Los cambios generados en la producción y consumo de hortalizas y alimentos estratégicos.

Los resultados alcanzados por el proyecto en el componente de nutrición deben analizarse de manera global, es decir, en la manera en que ha influido para propiciar el cambio de hábitos en la población, desde ese punto de vista se ha analizado el trabajo realizado por los RPAs en las comunidades.

Cultivos estratégicos producidos por las familias. PRODECO y los RPAs han promovido también entre las familias de la zona el cultivo de cereales andinos y de leguminosas, por su alto contenido en proteínas, rescatando lo que siempre tenía.

Los cultivos estratégicos más difundidos son: haba, arbeja, quinua y cuimi. Estos son sembrados en pequeñas parcelas o en los márgenes de los cultivos anuales, una ventaja de estos productos es que son fácilmente almacenados, por lo que su consumo puede darse durante todo el año. Las familias de la zona baja han incorporado el cultivo de fríjol y de soya.

Las familias consultadas culpan principalmente a los problemas climáticos para que no puedan cultivar mayores cantidades, así como a la falta de mercado seguro.

En las comunidades del cantón Lima bamba, entre otras, la ASOPROF asociación de productores de fríjol, con base en Santa Cruz, promocionó el cultivo de fríjol carioca, a través de la entrega de semilla y asegurar la compra. En el primer año vendieron a esta Institución a 80 bolivianos cada quintal. Esto incentivó a los agricultores a sembrar nuevamente el siguiente año, pero ASOPROF, ya no compró más, el precio bajó hasta 20 bolivianos por quintal. Y la mayor parte de la producción no se vendió, tampoco podían consumir fríjoles en gran cantidad y los animales tampoco los aceptan. Este problema es uno de tantos en que organizaciones externas han intentado sustituir los cultivos locales por productos que dan más ganancias y más ventajas, sin embargo terminan fracasando por la inseguridad de los mercados.

Al respecto el Dr. Isola comenta: “Esto nos hace ver que los campesinos, prefieren sembrar aquellos productos que sí, les van ha servir primeramente como alimentación para su familia y luego piensan en lo que se puede vender. Esta es la verdadera seguridad alimentaria de la que tanto se habla, la producción tradicional y solo se debe enriquecer la alimentación, con productos marginales, sin quitar para nada las tierras dedicadas a la producción de papa, maíz, trigo etc.”

El consumo de hortalizas y alimentos estratégicos.

De acuerdo a lo previsto por el proyecto, las actividades desarrolladas en los componentes de salud y nutrición se dirigieron a promover el mejoramiento de la alimentación de las familias en el corto plazo y mejorar los hábitos alimentarios en el mediano y largo plazo. Dos fueron las estrategias fundamentales dirigidas a estos fines, la primera, de establecer la base productiva y lograr la disponibilidad de hortalizas y de alimentos de alto valor nutritivo para ser introducidos en la dieta diaria; la segunda estrategia estuvo referida a mejorar el conocimiento sobre el valor nutritivo de los alimentos y mejorar la dieta familiar.

La disponibilidad de alimentos es variable, en el caso de los alimentos estratégicos por sus características estos pueden almacenarse y utilizarse durante todo el año, mientras que en el caso de las hortalizas el abastecimiento está garantizado solamente durante el tiempo de la cosecha.

Las formas de consumo de estos alimentos se realiza en diferentes preparaciones de acuerdo a las costumbres del lugar, esto significa que son utilizados en sopas, guisos, y ensaladas, dependiendo del tipo de alimento, así ciertos vegetales como la lechuga, tomate se usan más en ensaladas y los otros en sopas y guisos. También el uso de alimentos estratégicos (cereales y leguminosas) se cocinan en sopas en pequeñas cantidades como guiso.

No se trata solamente de introducir nuevos alimentos para mejorar la dieta familiar. Se trata también de enriquecer las comidas diarias tradicionales, con la adición de proteínas vegetales en sus ollas, por ejemplo si se cocina una lawa, u otro alimento cotidiano, aumentar un puñado de frijoles. Se deben combinar el mote de maíz con el mote de fríjol para conseguir proteína.

En cuanto a la aceptación de los alimentos, tanto los promotores agrícolas como las familias señalan que la mayoría de los miembros de la familia aceptan todos los alimentos, salvo el caso de algunos como el repollo, el rábano que probablemente por su grado de digestabilidad no sean aceptados, especialmente por personas mayores o niños de corta edad. Las familias al ser consultadas sobre las ventajas del consumo de hortalizas indican las siguientes razones, en orden de importancia:

- para mejorar la salud – ayuda a proteger de las enfermedades – ayuda al crecimiento y desarrollo de los niños – los niños rinden mejor en la escuela

En cuanto a los alimentos estratégicos, las ventajas indicadas son: – mejora la alimentación – es más alimento – es muy nutritivo – hace bien a la salud – reemplaza la carne – protege de la desnutrición – diversifica la alimentación

Estas respuestas logradas de familias son una muestra de los resultados de los cursos de capacitación, ya que se puede apreciar que existe una valoración al consumo de los alimentos por las propiedades nutritivas de los mismos.

De todas las respuestas se puede concluir que la valoración respecto al mejoramiento de la dieta alimenticia con la incorporación de las hortalizas y alimentos estratégicos es reconocida por los diferentes actores. Es importante que los RPA tengan esta valoración como la principal, ya que es precisamente éste el objetivo del proyecto, de esta manera se le da un valor agregado al tema que usualmente es tratado como estrictamente productivo y se lo puede ligar al tema de salud y más aún al de mejoramiento de la calidad de vida, al ser la alimentación un indicador muy importante y sensible de la misma.