La llegada a casa

foto_0.jpg

Este es un día memorable, lleno de incertidumbre, a veces ansiedad y mucha alegría, por fin llegaste a casa!. Ahora no hay enfermeras, médicos y esa pequeña criatura que llevas en tus brazos depende enteramente de ti. Tómalo con calma, por más frágil que parezca el niño, no lo es tanto, debes ser firme y segura porque los bebés pueden sentir cuando se los maneja con in seguridad.

Es mejor que dediques estos primeros días a ajustarte a tu nuevo rol de mamá y el niño hará lo mismo, habrá que conocerse mutuamente y esto ayudará a que él comience a perfeccionar la habilidad de mamar para lograr una buena producción de leche. Que mas da si los platos no están lavados?, si se acumula ropa sin lavar? No te exasperes, no eres perfecta y debes priorizar, tu niño depende de ti y necesita toda tu atención, todo tu amor y ternura, el resto de las obligaciones pasan a segundo plano y ya tenderán su tiempo.

En la primera semana de vida del niño, el pecho produce el calostro, que es la vacuna natural muy importante para la salud del recién nacido, no es una gran cantidad, pero si la necesaria para saciar el hambre, la sed y la necesidad de contacto físico que es muy fuerte en esta etapa. No cometas el error de complementar la alimentación con leche maternizada u otros líquidos, ya que el niño perderá el interés de succionar porque con el biberón obtiene la saciedad muy fácilmente y llenará su estomago con otro alimento que no le proporciona las células vivas que tienen el calostro y la leche materna.

La bajada de la leche

1.jpg

A partir del día cinco aproximadamente, sentirás los pechos muy tensos y calientes, como si fueran a reventar, esto es normal, porque el la etapa conocida como la bajada de la leche. Ahora se incrementará la cantidad de leche y la calidad cambiará de acuerdo a la necesidad y el desarrollo del niño. Debes tener a mano un extractor ya que a veces la cantidad de leche es demasiada y al principio el niño queda satisfecho rápidamente, por lo que deberás extraer un poco para aliviar la sensación de plenitud en los pechos.

Ten confianza en ti misma y en la naturaleza que nos ha dotado a todas las mujeres del equipo perfecto para alimentar a la nueva personita que llegó a nuestras vidas. Solamente en casos muy especiales y/o extremos puede decirse que una mujer no está capacitada para dar de lactar.

La decisión de alimentar a tu hijo con el pecho, así como es muy beneficiosa para ambos, conlleva algunas medidas de premención que debes tomar: primero beber mucho liquido de cualquier tipo para ayudar la producción de leche, segundo no comer coles como ser el brócoli, coliflor, ni alimentos flatulentos como el repollo ya que comprobé que pasan a la leche y le cambian el sabor, causándole al niño dolores abdominales, y tercero ármate de mucho amor, tranquilidad y paciencia, porque esto hará que tu hijo se sienta seguro y tranquilo.

Puede que se te agrieten los pezones, a mi me pasó y es bastante doloroso, utilicé té de manzanilla para la limpieza y me ayudó también a cicatrizar las pequeñas grietas y es inocuo para el bebé. No te preocupes, esto es completamente normal, solo debes asegurarte de mantener esa zona limpia y seca, con el paso de los días naturalmente los pezones tendrán la resistencia necesaria y se terminaran las molestias, mientras tanto puedes recurrir nuevamente al extractor para alimentar a tu hijo

Los molestos gases

555.jpg

Un paso importantísimo a tomar en cuenta, es la expulsión de los gases. SIEMPRE que le des el pecho al niño, es necesario que le ayudes a expulsar los gases que se acumulan en el estómago y que causan mucho malestar, dolor y desesperación. Conozco una mamá que no sabia porqué su hijo lloraba todo el tiempo, ya había comido, estaba limpio y tibio; entonces lo cargué vertical apoyando su cabecita sobre mi hombro, le di unas pocas y firmes palmaditas en la espalda, y el niño expulso una gran cantidad de gases y enseguida se durmió. Este simple paso te ahorrará mucha ansiedad y dolores.

Es cierto que algunos niños expulsan los gases con mas facilidad que otros, pero como parámetro general te explico el método que usé con mi hija: acomoda al niño sobre tu pecho con la cabecita en tu hombro y la boca hacia un lado, agita con un suave vaivén al niño hacia arriba y abajo por unos segundos para que las burbujas de aire suban como en una botella de gaseosa, luego dale unas firmes palmaditas con la palma de la mano o acaricia su espalda en forma ascendente.

Y veras que pronto expulsará esos molestos gases, no dejes de hacerlo aunque esté dormido, porque es mas que seguro que no podrá disfrutar de un sueño tranquilo y no te preocupes, ese mito de que se le van a caer las mejillas por estar en posición vertical, es solo eso, un gracioso mito, mi hija goza hoy de unas hermosas y rosadas mejillas a pesar que desde que nació le encantaba la posición vertical. Puedes recurrir en caso extremo a algunos medicamentos específicos que te recetará el pediatra.

También es muy importante que utilices la técnica correcta para dar el pecho. El niño necesariamente debe introducir todo el pezón y la aureola dentro su boquita, aunque parezcan demasiado grandes, para evitar la entrada de gases. Este es un proceso de aprendizaje, pero poco a poco es posible lograrlo.

El abrigo

Otro punto del que no se habla mucho es el abrigo, ya que he visto muchos niños sobre abrigados, envueltos en dos o tres mantitas, parecen paquetitos vivos que traspiran copiosamente y no tienen una buena dotación de aire fresco. Esta sudoración constante les causa sed, quieren estar mamando continuamente y no están cómodos. Si bien las dos primeras semanas el niño necesita estar abrigado ya que no tiene grasa que lo mantenga tibio, solamente se debe aumentar una o dos prendas mas de las que usas tu, como regla general.

Los primeros días de vida deben estar envueltos firmemente en una suave mantita de forma que se sientan seguros, con las manitos pegadas al cuerpo, esto les da seguridad como la tenían en el vientre materno, además deben tener cubierta la cabecita, especialmente si tienen poco cabello, ya que es un punto por donde se pierde calor mas rápidamente.

A medida que pasan las semanas verás que el mismo empieza a sacar sus bracitos y se va sintiendo seguro y tranquilo. Pero de ninguna manera me parece conveniente esa costumbre de amarrar al niño con una especie de chaleco de fuerza con el propósito de que “crezca rectito”, esto no es mas que otro mito ya que sus huesos ahora son muy flexibles y no justifica mantenerlo como una momia limitando sus movimientos, solamente la genética dictará como va a desarrollarse.

Los tejidos ideales para la piel del recién nacido son los naturales como el algodón por su suavidad y respirabilidad, el lino por su frescura, por eso es conveniente que todo lo que roce la delicada piel niño sea de algodón ya que este tejido es mas fácil de encontrar.

Los pañales

5555555.jpg De seguro te mareaste con toda la variedad que hoy existe de pañales desechables, algunos mas caros que otros, pero en general tienen la misma composición. La cubierta respirable es un gran invento moderno, por lo que yo recurrí a ellos desde el nacimiento de mi hija y ella nunca tuvo una escaldadura, no estoy exagerando, es cierto.

Esto es consecuencia de algunas precauciones que tomé y que ahora detallo, tal vez te sea útil conocerlas: primero, no utilicé pañitos húmedos o toallitas húmedas envasadas para la limpieza del bebé durante los tres primeros meses, porque estos contienen muchos químicos a los que la delicada piel de un recién nacido no está acostumbrada.

Utilizaba agua de manzanilla tibia con motas de algodón, luego secaba muy bien la húmeda piel con una toalla limpia de algodón y la cubría con vaselina sin aroma para mantenerla aislada de la humedad.

Las cremas antiescaldaduras son específicas para casos de escaldaduras, no deben usarse todo el tiempo ya que contienen aceite de algunos peces, como el hipogloso, que puede causar alergias en la piel. De igual forma el talco solamente contribuye a mantener la humedad en la zona del pañal, causando piel enrojecida y escaldaduras por eso no es conveniente usarlo. Si es posible, deja respirar de vez en cuando la piel de la colita, dejándolo sin pañal por un tiempo cuando recién lo cambiaste, esto ayuda a la piel a adquirir resistencia. Con estos simples pasos mi hija tuvo siempre una piel suave y sin ninguna rozadura y espero que tu hizo pueda gozar de mismo beneficio

El primer paseo

25.jpg

Yo me preguntaba si era necesario sacar de paseo a mi pequeña hija, ya que pensaba que estaba mas segura en casa, pero mi pediatra me alentó a hacerlo porque el niño tendrá mayores beneficios de el aire fresco, del sol que es muy importante para el desarrollo de los huesos por la fijación del calcio en ellos y de los nuevos estímulos auditivos, visuales, olfativos y sensoriales que no tendría estando solamente en casa, por lo que recomiendo paseos cortos a lugares cercanos, pueden ser parques o plazas tranquilos, sin tumulto, protegiendo al niño del sol directo y del viento.

El aire no es malo, el aire fresco es fundamental para su desarrollo y no te preocupes no se contagiará enfermedades ya que los tres primeros meses estará protegido por los anticuerpos proporcionados por el calostro. Con estos sencillos pasos, tu también te sentirás libre, cambiarás tu rutina un poco y podrás hacer un poco de ejercicio caminando. Como verás salir de paseo es muy beneficioso para ambos.

Espero que este segundo artículo haya colaborado en despejar algunas dudas y lograr que te sientas más segura de tu nuevo rol de mamá. No olvides darte tu tiempo, descansar cuando sea posible y agradecer cada día al lado de este pequeño ser que llena tu vida con tanto amor. No olvides tampoco que el sentido común debe ser tu mejor aliado porque cada niño es diferente, estos son solo pequeños consejos provenientes de mi experiencia como mamá que pueden ser útiles.

Elaborado por: Leslie Diaz G.

Este artículo puede traducir en su lengua materna.

Autora: Leslie Diaz G.

Periodista y mamá

kariles [at] hotmail [dot] com

591-3-72555870

centro_logo_5.jpg

Imagen de Dr. Juan Manuel Portugal Bayer

Dr. Juan Manuel Portugal Bayer ()