“La prevención puede ayudarnos a salvar nuestra vida”

“En el mundo, más de 288.000 mujeres mueren cada año a causa de cáncer de cuello uterino. En Bolivia, cada día fallecen dos mujeres por este mal”, dice María Elva Ruilowa. Esos fríos números están íntimamente relacionados, lamentablemente, con el deceso de las féminas. Por ello es que esta profesional nos habla acerca del verdadero sentido de la prevención, desde su mundo, o sea su laboratorio.

¿Cuál es la importancia de un diagnóstico precoz?

No es solo de diagnóstico a tiempo, es muy importante de hablar de prevención, o sea, si se detecta el mal mucho antes que desencadene la enfermedad, podemos salvar vidas.

¿Qué estudios detectan enfermedades que pueden prevenirse y así evitar la muerte de mujeres?

Existen muchos estudios, unos de ellos es aquel que detecta la presencia del (VPH) de alto riesgo, causante del cáncer cervical. Mediante una prueba se busca el ADN viral; esto se realiza al recoger células del cérvix y puede encontrar 13 tipos de alto riesgo de VPH aun antes de que haya cualquier cambio visible conclusivo en las células cervicales.

En este tipo de cuidado, ¿quiénes son más conscientes, los hombres o las mujeres ? El género femenino, por supuesto. La mayoría de las mujeres realiza controles

¿Cuáles son las barreras para la detección precoz?

Unas de ellas es la falta de conocimiento. Con educación podemos prevenir y acudir a hacernos un diagnóstico a tiempo.

¿Quién corre más riesgo de tener un diagnóstico tardío?

Las personas que no toman en serio su salud.

¿Qué es el virus de papiloma humano?

El VPH es un virus que se transmite por vía sexual. Existen más de 100 tipos divididos de VPH de alto y bajo riesgo. El de alto riesgo es la principal causa para del cáncer de cuello uterino. Ahora se cuenta con la prueba de Captura de híbridos 2, que busca el ADN viral y está aprobada por la Food and Drug Administration (FDA), entidad americana de la salud.

¿Por qué el cáncer de cuello uterino es la causa de muerte de mujeres en nuestro medio?

Al llamado también cáncer cervical tenemos la posibilidad de prevenirlo y bajar esa tasa alta de mortalidad. Por ello es importante incentivar a la población a tener cultura de prevención.

Es una alteración en las células y se localiza en el cuello del útero, lo que lo diferencia de otros cánceres es que es totalmente prevenible y eso nos da esperanzas para salvar vidas.

¿Cuál es la conexión entre el VPH y el cáncer cervical?

Ciertos tipos de ‘alto riesgo’ del VPH son causa del mal. Cuando una mujer no es capaz de superar una infección de un tipo de alto riesgo de VPH, se pueden formar células anormales en el cuello uterino que, si no se detectan y se trata a tiempo, pueden desarrollar cáncer cervical.

¿Cuándo hay que realizarse la prueba?

Esta prueba está indicada para las mujeres mayores de 30 años. Es a partir de esta edad en la que el cáncer cervical se desarrolla más a menudo, ya que las infecciones de VPH en estas mujeres tienen más probabilidades de ser de larga duración. Los males de VPH pueden persistir por meses o incluso años antes de que causen problemas.

¿Hay vacunas para prevenir el VPH?

Hay una vacuna que protege de dos de los tipos más comunes de VPH que causan el 70 por ciento de los cánceres cervicales. No obstante hay más de 10 tipos distintos de alto riesgo de los que la vacuna no protege.

Hay que recordar que la vacuna es eficaz en mujeres que aún no se han expuesto a estos tipos de VPH por medio del contacto sexual.

Por lo tanto, las mujeres deben de hacerse la prueba de detección de Pap (Papanicolao) y si tiene 30 años o más la prueba de VPH, haya sido vacunada o no.

¿Cómo se toma la muestra?

Con un cepillito se hace la recolección de las células del cuello uterino, para luego hacer un estudio molecular y decir si tiene o no el virus que pueden originar el cáncer. La toma no duele y dura unos minutos. El estudio después va a un análisis por computadora. Este es el examen que desde abril promoverá el Laboratorio Catedral.

Lic. María Elva Rullona de Requena

Fuente: El deber