Defensas bajas también favorecen al contagio de piojos

Los vulgarmente llamados “piojos de la cabeza”, son provocados por ácaros que se alojan en el folículo piloso o cuero cabelludo, afecta más a los niños, no solo se debería a falta de higiene, ya que una de las causa más importantes es el tener las defensas bajas indicó el especialista Jhonny de La Riva, los tratamientos deben ser supervisados por el pediatra.

En ese sentido de la Riva señaló que esto podría complicarse ya que una de las molestias que provocan estos parásitos es el escozor profundo, ello en el caso de los niños podría volverse una herida debido a que el paciente se rasca incesantemente.

Qué significa tener las defensas bajas

Usualmente se habla mucho de defensas, pero cuando se hace referencia a estos, a que no referimos, según el portal web de “salud-y-remedios.com”, tener las defensas altas significa que se tiene resistencia a las infecciones o a una enfermedad específica. Por lo tanto, si tenemos las defensas bajas, significa que nuestro sistema inmunológico no está en su mejor momento y que hay más opciones de caer enfermos.

Pero ahí no queda la cosa hay que imaginarse al sistema inmunológico como la primera línea de la guerra que tiene nuestro cuerpo contra los gérmenes externos. La gran red de glándulas, tejidos y células, son soldados que luchan juntos para librarse de bacterias, parásitos, virus y cualquier cosa que decida invadir nuestro organismo.

No obstante ello explica el porqué los parásitos pueden multiplicarse con facilidad, pese a que, en algunas ocasiones se le resta importancia a la pediculosis, es importante resaltar que tener las defensas en su mejor forma ayuda a prevenir y evita que estos se multipliquen con facilidad.

Detectarlos a tiempo

El dermatólogo señala que es importante detectarlos a tiempo, para que este pueda ser tratado, asimismo resalta las siguientes medidas preventivas.

- Lavado del cabello con champú normal 2-3 veces por semana

- Cepillar el pelo diariamente

- Limpiar los utensilios utilizados (peines)

- Vigilar la aparición de liendres (huevecillos del piojo) sobre todo en la nuca y detrás de las orejas

- No utilizar de manera habitual ni preventiva lociones ni champús antiparasitario porque no evitan el contagio y su uso indiscriminado aumenta las resistencias.

GAIA Noticias

Fuente: FM Bolivia - 24 de Abril de 2012, La Paz - Bolivia