Adolescentes: el sexo oral no está libre de riesgos

Fuente: por Carl Kravetz • 18 de septiembre de 2012

Publicado en: Adolescentes, Salud Sexual

sexo_oral.jpgEl sexo oral es una práctica común entre los jóvenes que tienen entre 15 y 24 años. Muchos jóvenes consideran que el sexo oral tiene menos riesgos que el coito, pero no es así. Es importante saber que más allá de la tendencia en las conductas sexuales de los adolescentes, el riesgo de contraer enfermedades por sexo oral está presente.

Luis es profesor de secundaria en Los Ángeles, Estados Unidos. Me contó un incidente que tuvo hace poco en su clase: un chico y una chica estaban en una esquina, escondidos debajo del escritorio, teniendo sexo oral. Por supuesto que las autoridades escolares se enteraron del hecho y suspendieron a los estudiantes; no sin que sus compañeros protestaran.

La razón por la cual los suspendieron no fue por tener sexo oral, sino por hacerlo en público y en horas de clase. Este episodio causó revuelo en la escuela y por supuesto trajo a colación el tema del sexo oral entre los adolescentes. Una encuesta realizada recientemente en los Estados Unidos por los Informes Nacionales de las Estadísticas de Salud (National Health Statistics Reports) habla de que una cuarta parte de los adolescentes de entre 15 y 24 años tiene sexo oral antes de realizar el coito.

Esta cifra no sorprende ni alarma pues para nadie es secreto que los adolescentes se inician en el sexo a temprana edad. Lo preocupante es el hecho de que muchos jóvenes consideran que el sexo oral no tiene riesgos para la salud. De alguna manera piensan que es una versión menos comprometedora que el sexo con penetración del pene en la vagina. En parte lo es: es menos íntimo que el coito. Sin embargo, a pesar de que plantea un tipo de relación diferente, acarrea un riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) al igual que el acto sexual con penetración.

Unos médicos especialistas en enfermedades infecciosas de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos, han encontrado que hay varios estudios que indican que entre el 5 y el 20 por ciento de los jóvenes que visitan las clínicas de ETS tienen gonorrea en la garganta.

Si bien muchas veces no da síntomas, la gonorrea cada vez se hace más difícil de tratar. Según un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el sexo oral también puede transmitir enfermedades como la clamidia, el herpes, la sífilis y cada vez más se relaciona con el cáncer de garganta y la boca debido a la transmisión del virus del papiloma humano (VPH).

Si bien es cierto que el riego de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) a través del sexo oral es menor que por medio del coito sin protección, algunos estudios indican que incluso se puede transmitir el VIH.

Mi recomendación para todos los jóvenes (¡y para los adultos también!) es que idealmente conozcan a su pareja, y tengan sexo seguro. Esto significa evitar el contacto directo con el semen, el líquido pre-seminal o los líquidos vaginales. Para esto, debes usar preservativo (para el sexo oral, vaginal o anal). De esa forma puedes evitar el contagio de ETS y el embarazo.

Además, es importante evitar tener relaciones sexuales bajo los efectos del alcohol o las drogas, puesto que alteran el comportamiento y tu capacidad de decisión.

Consulta con tu médico sobre otros métodos anticonceptivos disponibles para ti además del condón y antes de tener relaciones sexuales, piensa si es en un contexto seguro para tu salud.

¡Cuídate!