Consumo de alcohol excesivo puede derivar en esterilidad femenina e impotencia sexual masculina

La Paz, octubre 3 (GAIA Noticias)

trago_afecta_h_y_m.jpgEl médico nutricionista Boris Calle Paredes, indicó que según estudios el consumo excesivo de alcohol por mujeres puede generar esterilidad y en hombres impotencia sexual.

Se ha comprobado que el alcohol afecta a la fertilidad, en el caso de los hombres provoca un bajo conteo espermático desembocando en la impotencia temporal, en las mujeres interfiere en los ciclos ovulatorios y menstruales, además reduce la líbido siendo un factor predisponente para no concebir un bebe.

También el consumo de alcohol puede causar inhibición en los centros motores cardiorespiratorios, produce alteraciones a nivel digestivo favorece el reflujo gastroesofágico causando daños en el esófago desembocando en el cáncer en este órgano del cuerpo, irrita la pared gástrica induciendo a la gastritis y pancreatitis que puede ser aguda como crónica debido a la irritación del estómago y muchas veces el intestino evitando que el conducto de salida del páncreas elimine su contenido que son enzimas que pueden provocar necrosis y hemorragia pancreática que puede terminar en la muerte.

Referente al hígado metaboliza el 90% de alcohol, por lo que produciría diferentes alteraciones como las hepáticas acompañadas de lesiones como el hígado graso y necrosis e inflamación de las células hepáticas hasta cirrosis, que es la alteración más grave y puede afectar el órgano.

Si la persona que consume alcohol tuvo hepatitis B, el consumo de tabaco ligado al alcohol puede provocar cáncer a nivel intestinal o cerebral, detalló.

Calle además indicó que se ha comprobado que el alcohol provoca destrucción de neuronas, mediante un estudio, donde se peso dos cerebros, uno de ellos de una persona con problemas de alcohol crónico y el otro de una persona normal, el cerebro más liviano pertenecía a la persona alcohólica.

“Los problemas del alcohol a nivel social se relacionan directamente con problemas familiares, la alta criminalidad, porque inhibe aspectos psicológicos en un inicio social y luego aumenta descontrolándose”.

Sin embargo se debe tomar en cuenta que el daño que causa depende de la cantidad de alcohol que se consuma dividiéndose en etapas que se miden por la cantidad de litros en la sangre, cuando está en la etapa final generalmente provoca el fallecimiento de la persona por inhibición del sistema cardiorespiratorio que genera paro cardiaco.

En la primera etapa genera hiperemia que es el aumento en la irrigación arterial o venosa, va acompañada de aumento en la temperatura y volumen, se puede notar en el rostro mediante la piel ruborizada o rojiza, se presenta la desinhibición social.

La segunda etapa es la depresiva, la persona siente sueño deprimiendo su centro regulador, la estructura motora varia, la visión se torna borrosa, se pierde el accionar adecuado.

La dependencia del alcohol se da porque la tolerancia a este se hace normal, la persona necesita mayor cantidad de alcohol para tener los mismos efectos que antes tenía con un bajo consumo implicando que posiblemente su hígado genere mayor cantidad de enzimas que metabolicen el alcohol más rápidamente, tiende a generar el síndrome de abstinencia donde el cuerpo necesita alcohol para funcionar, sino genera problemas como temblores, que con un poco de alcohol se alivia.

Informó que en nuestro país, según estudios realizados recientemente por la escala breve de bebedor anormal de alcohol, los índices de consumo de alcohol son muy elevados, Bolivia ocuparía el primer lugar entre Argentina, Ecuador, Perú y Uruguay, los departamentos con mayor incidencia son Santa Cruz, La Paz y Sucre.