Los suplementos de vitamina D pueden disminuir el riesgo de infecciones respiratorias en los niños

El riesgo de las infecciones de invierno se reducen a la mitad entre los niños con muy bajos niveles iniciales de vitamina D

Investigadores de la salud locales. Los mongoles son conocidos por estar en alto riesgo de deficiencia de vitamina D, especialmente durante el invierno, y el Estudio Blue Sky siguió a los escolares, quienes tenían ni-veles bajos de 25-hidroxivitamina D (25OHD), que se considera la mejor medida de estado de la vitamina D, al inicio del estudio.

En el estudio actual, Camargo y sus colegas compararon el número de infecciones respiratorias de invierno entre un grupo de niños que recibió dosis diarias de vitamina D que fue añadida a la leche de producción local con la de un grupo de control que recibió la misma leche sin adición de vitamina D. El suplemento fue indetectable para que los niños, profesores y los investigadores locales no pudieran identificar qué grupo recibió vitamina D. Mientras que las muestras de sangre tomadas al principio del estudio revelaron la deficiencia de vitamina D en todos los participantes, con niveles medios de 25OHD alrededor de 7 ng/ml (17 nmol/L) en ambos grupos, al final del período de tratamiento de siete semanas, las diferencias entre los dos grupos fueron significativas, con los que reciben vitamina D promediando de 19 ng/ml (47 nmol/L), que aun-que todavía bajo, fue significativa-mente mayor que al del comienzo de la prueba. Sobre la base de los informes de sus padres, los niños que recibieron vitamina D tuvieron la mitad de la incidencia de infecciones respiratorias que el que tuvo el grupo de control.

“Nuestro estudio de diseño proporciona una fuerte evidencia de que la asociación entre bajos de vitamina D y las infecciones respiratorias es causal y que el tratamiento de niveles bajos de vitamina D en los niños con un suplemento barato y seguro va a prevenir algunas infecciones respiratorias”, dijo Ca-margo, profesor de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard. “El gran beneficio es, sin duda, relacionado con los bajos niveles basales de vitamina D de estos niños, por lo que no esperamos que el suplemento proporcione un beneficio similar en los niños que comienzan con niveles saludables de vitamina D.

La pregunta clave para la investigación futura es, a qué nivel inicial de vitamina D podrían los niños ya no recibir los beneficios de los suplementos de invierno?” Los investigadores señalan que mientras que la dosis de vitamina D que se usa en este estudio (300 UI al día) fue superior a la dosis diaria recomendada en el momento de iniciarse el estudio, desde entonces, el Instituto de Medicina de EE.UU. ha aumentado la dosis recomendada para niños a 400 UI y otros grupos recomiendan dosis diarias de hasta 1.000 UI para los niños en riesgo de deficiencia de vitamina D. Los autores también señalan que, mientras Mongolia puede parecer tener poco en común con los EE.UU., los bajos niveles de vitamina D basales observados en los participantes del estudio son relativamente comunes en algunos grupos de estadounidenses, como los niños afroamericanos que viven en los estados del norte.

Fecha: 20 de agosto de 2012 Mayor información: www.massgeneral.org