Intolerancia a la lactosa puede ser hereditaria

201201012-1-1350050157767.jpgEl médico nutricionista Boris Calle, indicó que la intolerancia se presenta cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento, y uno de sus componentes puede ser hereditario, es decir de madre a hijo.

Se debe entender que las intolerancias se desarrollan con el tiempo y los síntomas pueden ser lentos entre las 8 a 72 horas después de comer el alimento desencadenante.

Referente al organismo este cree que es una bacteria que causará una infección desencadenando el mecanismo de defensa que repercute en el aparato digestivo.

La intolerancia puede provocar diarrea, dolor de cabeza, estreñimiento, hinchazón en el estomago y dolor abdominal.

Calle indicó que también existen factores como el ambiental o el personal referido al deseo de no querer consumir leche y el cuerpo se adapta a este cambio.

Las personas que son intolerantes a la lactosa no pueden digerir los azucares, también pueden ser intolerantes a la fructuosa, puede provocar en el cuerpo deshidratación crónica, deficiencia de hierro, osteoartritis.

Una forma de evitar la intolerancia a la leche, sino es genética es consumir en raciones mínimas y posteriormente cuando el cuerpo se adapte se debe ir incrementando poco a poco, debido a que la leche es muy importante por su aporte nutricional en nuestro cuerpo, detalló.

Fuente: GAIA Noticias / La Paz, 15 de octubre de 2012