Las personas que cuidan a un familiar enfermo deben también resguardar su propia salud

enfermos-1-copiar.jpgHacerse cargo de un familiar con un impedimento cognitivo o con la enfermedad de Alzheimer es una tarea agotadora y difícil. Y cuanto más grave es la condición de la persona enferma más se resiente la salud de quien la cuida.

Tina Savla, una especialista de la Universidad de Virginia Tech (Estados Unidos), realizó una investigación donde encontró que el nivel de cortisol u “hormona del estrés” aumenta en las personas que cuidan a un familiar enfermo cuando la condición del ser amado empeora.

ESTRÉS QUE ENFERMA. En su investigación, Savla trabajó con 30 mujeres que estaban cuidando a sus maridos ya sea por un impedimento cognitivo leve o un mal de Alzheimer. La experta habló con ellas durante siete días consecutivos para averiguar como había sido su día y el de su esposo, y como su estado de ánimo y el de su compañero había fluctuado durante la jornada.

A su vez, los investigadores recolectaron muestras de saliva de las voluntarias para chequear sus niveles de cortisol.

Savla encontró que cuando los problemas de conducta de los familiares enfermos empeoraban, sus mujeres debían dejar de lado sus propias tareas y actividades. Por ese motivo, dejaban muchas cosas sin hacer y esto les generaba una gran frustración. Si esta situación implicaba peleas con su pareja, entonces el estrés era aún más importante.

Fuente: Neomundo

Publicado 14 noviembre, 2012 | Por EM/ABM