6 Autoexámenes indispensables

531487_gd.jpgNuestro cuerpo está diseñado para manifestar sus necesidades o la presencia de irregularidades, según datos de Medline Plus. Existen muchos signos que evidencian un cambio en nuestro organismo y que no debemos pasar por alto.

Por eso es aconsejable prestar mayor atención a nuestro cuerpo para identificar estas modificaciones y así realizar la consulta pertinente. A continuación describimos 6 autoexámenes que toda mujer debería realizarse.

EXÁMEN 1:De flujo

Estadísticamente, el cáncer de cuello de útero es una de las principales causas de muerte en mujeres. Con esto en mente, resulta imprescindible observar con atención los cambios que se producen en la vagina, especialmente aquellos vinculados al flujo. Estudios han demostrado que uno de los primeros indicios de cáncer de cuello de útero es un cambio en los tejidos, que puede producir sangrado vaginal luego de la actividad sexual, entre períodos o luego de la menopausia.

En caso de notar cambios en el flujo o sangrado, es crucial consultar con un/a especialista en ginecología. En caso de que todo esté en perfecto estado, tal vez sea buena idea consultar si la ingesta de anticonceptivos orales sea la mejor manera de regular el ciclo menstrual.

EXÁMEN 2:Control de uñas

Es recomendable examinar nuestras uñas para identificar líneas oscuras. Los lunares en la piel no son la única señal de cáncer de piel: a veces aparecen líneas oscuras y marcas en las uñas, pudiendo indicar la presencia de melanoma, que es el tipo más grave de cáncer de piel. Si observamos líneas marrones, amarillentas o negras, puede tratarse de un síntoma de daño celular.

En caso de ver alguna de estas marcas, lo aconsejable es acudir a un profesional. El dermatólogo podrá identificar las causas de estas líneas y determinar cuáles son los pasos a seguir.

EXÁMEN 3:Examen de cutis

Si se observan granos o vello facial grueso, es posible que se trate de un trastorno hormonal o bien de síndrome de ovario poliquístico, una condición que se presenta cuando hay una producción excesiva de testosterona en la mujer, períodos irregulares y resistencia a la insulina. Estos síntomas, que se asemejan a los que los varones presentan durante la adolescencia, pueden ser controlados con medicación. Lo ideal es consultar con un especialista, quien a través de exámenes pélvicos, ultrasonidos y tomas de sangre podrá identificar las causas.

EXÁMEN 4:Chequeo de párpados

Examinar los párpados en busca de pequeños bultos de color blancuzco es importante para conocer nuestros niveles de colesterol. En caso de que estos bultos se presenten, puede tratarse de un caso de colesterol alto. Generalmente aparecen cuando los niveles de colesterol alcanzan marcas que son nocivas para la salud. Ante la presencia de estos bultos es esencial consultar con un médico, que seguramente recomendará un cambio en la dieta y la práctica de actividad física.

EXÁMEN 5:Axilas

Si se observan parches oscuros de piel áspera debajo de las axilas, puede tratarse de un cuadro de diabetes. Los niveles altos de insulina hacen que las células de la piel se multipliquen más rápido de lo normal, lo que se manifiesta a través de una suerte de acumulación de tejido. Sometiéndonos a un simple examen de sangre podemos conocer nuestro nivel de azúcar y luego consultar a un profesional para descartar otros trastornos posibles.

EXÁMEN 6:Mamas

Y no podía faltar el autoexamen de mamas, si bien una mayoría sabe de esta prueba, no todas saben cómo debe hacerse. El mejor momento para hacerse un autoexamen de las mamas es más o menos de 3 a 5 días después del comienzo del periodo, ya que las mamas no están tan sensibles o con protuberancias en ese tiempo en su ciclo menstrual.

Si usted ha llegado a la menopausia, realícese el examen el mismo día cada mes. Empiece por acostarse boca arriba. Coloque la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda presione suave pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha. Luego, estando sentada o de pie, palpe la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta esta área. Presione suavemente los pezones, verificando si hay secreción. Repita el proceso en la mama izquierda.

http: Los Tiempos