Vía las neuronas forro, nuestro instinto es un cuerpo neurológico

Se hacen los nudos en la cabeza y de repente, tienen al intestino valle o un baile de vientre: producir bilis, mantener algo en el estómago, no digiere. Estas frases populares en garantía, el vínculo entre algunas de nuestras emociones y Estados mentales (miedo, ansiedad, estrés, depresión, etc.) y nuestro apetito o digestiones nada descubrimiento duna.

Por otro lado, los científicos hacen descripciones que si nuestro cerebro envía señales a nuestro estómago, al contrario es verdad también. la microbiota intestinal (anteriormente conocido como flora intestinal) y nutrientes también pueden afectar nuestro cerebro.

Así varios estudios en animales han puesto de relieve una tripa-cerebro comunicación bidireccional.

NUESTRO SISTEMA DIGESTIVO PUEDE COMUNICARSE DIRECTAMENTE CON NUESTRO CEREBRO A TRAVÉS DEL NERVIO VAGO O LA LIBERACIÓN DE SUSTANCIAS INTESTINALES EN LA SANGRE (Sigue...)

intestinos_1.jpg cerebro_1.jpg

Un eje intestino – cerebro bidirectional. si nuestro vientre a veces materializa nuestro pensamiento emocional, es, porque tiene un sistema autónomo de las neuronas. el sistema nerviosa entérico (SNE), presente en todos nuestro tubo digestivo.

Nuestro cerebro controla, por su parte, el sistema nervioso central. Este sistema nervioso central compartirà enviando 200 million de neuronas, son mil formas màs en el cerebro, pero otro tanto màs en la medula espinal . casi otro tanto como la cola de perro < Este es el segundo órgano neurològico del cuerpo humano> subraya Michel Neunlist, director de la unidad de neuro-gastro-enterologìa del instituto de enfermedades del aparato digestivo (IMAD) de CHU de Nantes De su nombre de < segundo cerebro> o el < cerebro de base>. Conectado entre los ojos, y ciertas neuronas digestivas, que controlan : ellos son la motricidad intestinal coordinan y propàgan las contracciones del intestino.

Es decir, son responsables de su buen funcionamiento,explica el neuro-gastro-enterologo, Jean Fioramonti. Un Segundo contingente remueve las informaciones fisiològicas del intestino versus el cerebro. El màs clásico ejemplo. de nuestro estado de satisfacción, principal Mediador de la comunicación de dos vías intestino-cerebro: el nervio vago o nervio pneumogastrico. A través de él y bajo sus acciónes igualmenete las colonias de bacterias o de nutrientes, las celular de nuestro intestino envían mensajes destinados a regular el metabolismo nervioso y potencialmente afectar nuestras funciones cerebrales. Tal como lo hacen los neurotransmisores en nuestro cerebro. a partir de la serotonina que en el sistema nervioso central, está implicada en la gestión de nuestras emociones modulan nuestro estado de ánimo, regula el apetito y sueño, etc.. Serotonina control digestivo y motor 95% se almacena por nuestro intestino, como han descubierto los investigadores.

ZOOMS SOBRE EL SINDROME DEL INTESTINO IRRITABLE EN PARKINSON

Nuestro intestino el màs largo de nuestro cuerpo no funciona bien si la microbiota y los alimentos están en .

En caso de interrupción o falla, el riesgo del desarrollador se incrementaría determinadas patologías. De enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn, dolores abdominales, hemorrágica ulcerosa recurrente del niño, etc.).Pero también nuestro intestino, que algunos en relación con el funcionamiento cerebral (obesidad, asma, alergias, depresión, esquizofrenia, enfermedades neuro-degenerativas del envejecimiento, como la enfermedad de Alzheimer, autismo…) por el contrario, enfermedades neuro-psiquiátricas podrían tener una consecuencia sobre nuestra composición de la microbiotica y el tránsito. Dos patologías, que descansaban hoy en la mayor cantidad de datos científicos, ilustran esta idea Rachelle bi-directinal; y la enfermedad de parkinson.

El IRS se manifiesta por dolor abdominal, distensión abdominal, estreñimiento o diarea o una alternancia de estos dos últimos síntomas. Justo asi, dijo a los pacientes :< no es tu instinto sino tu cabeza que está enferm . De hecho, el tubo también. Se trata específicamente de una enfermedad de nuestros< dos cerebros>; ocasiona cambios tanto en el NIS debido a una micro-inflamación del tracto digestivo y puede inducir sentimientos de depresión y ansiedad; precisa Michael Neulist. Ellos son los vínculos entre la digestión y cognitivas o Estados mentales.

LA PISTA BACTERIANA DEL AUTISMO

Entre las patologías neuropsiquiátricas por las cuales los resultados científicos sugieren que la perturbación del cerebro son capaces de alterar la fisiología del colon en la curacion del intestino y la composición de la microbiota química: el autismo. Investigaciónes recientes han demostrado que los niños con trastorno del espectro autista (TEA) significativamente concentraciones diferentes de ciertos compuestos químicos bacterianos, llamados metabolitos, en sus excrementos, en comparación con los niños sin TSA. Pero este tema sigue siendo muy controvertido.

Traducido por:

DR. JUAN MANUEL PORTUGAL BAYER

BIO-ENERGETICO-FITO-HIDROTERAPEUTA

REIKI-KARUNA-MASTER

Imagen de Dr. Juan Manuel Portugal Bayer

Dr. Juan Manuel Portugal Bayer ()