abdominal

6 formas de reducir tu riesgo de cáncer ginecológico

6_fornas_de_evitar_el_cancer.jpgCualquier tipo de cáncer que afecte a los órganos reproductores de la mujer pertenece al grupo de cánceres ginecológicos. Hay cinco tipos principales y cada uno se denomina de acuerdo con la parte del cuerpo en que se desarrolla primero: cáncer cervical o del cuello uterino, cáncer del ovario, cáncer del útero, cáncer de la vagina y cáncer de la vulva. Miles de mujeres recibirán un diagnóstico de alguno de ellos este año y otras miles morirán por su causa. No te quedes cruzada de brazos. Conoce los síntomas y toma las medidas necesarias para prevenirlos.

La grasa abdominal aumenta el riesgo de enfermedad del corazón y cáncer

vientre.jpgUn vientre abultado es una señal de que tu salud puede estar en peligro. Ya hemos mencionado desde hace tiempo a través de Vida y Salud que esos rollitos o “llantas” que se desbordan alrededor de la cintura, además de antiestéticos, son dañinos para tu salud. Un estudio reciente confirma que la grasa acumulada en el abdomen se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y de cáncer.

Usos medicinales de la canela

canela.jpgLa canela es una planta aromática milenaria que a lo largo de la historia ha sido utilizada con diferentes fines medicinales. En particular, de los distintos tipos de canela que existen, se considera que la variedad conocida como “canela cassia” es la que contiene propiedades curativas.

Mitos y verdades sobre el estreñimiento

Fuente:http://www.vidaysalud.com/daily/medicina-al-dia-mayo-clinic/mitos-y-verdades-sobre-el-estrenimiento/

por Mayo Clinic • 30 de junio de 2011

Publicado en: Medicina al Día

estrenimiento.jpgSi bien a veces la solución es simple, por ejemplo usar durante poco tiempo laxantes o comer más fibra, en ocasiones, encontrar alivio para el estreñimiento puede ser más difícil. Para la mayoría de personas adultas, el estreñimiento constituye un problema crónico que necesita un plan de tratamiento personalizado.

La Mayo Clinic Health Letter aclara mitos y verdades sobre el problema de salud que, en algún momento, afecta prácticamente a todo el mundo: el estreñimiento.

Mito: el hecho de no defecar a diario indica que existe estreñimiento.

Verdad: el estreñimiento se define con mayor exactitud como el defecar con poca frecuencia o tener dificultad para evacuar las heces. La frecuencia normal con la que los adultos pueden defecar varía de tres veces diarias a tres por semana.

Mito: el estreñimiento ocasiona que el cuerpo absorba toxinas de las heces.

Verdad: eso es falso. Debido a esta creencia, mucha gente toma laxantes innecesariamente si no defeca a diario, mientras que otros intentan limpiar el colon para sacar las supuestas toxinas. Sin embargo, estas prácticas no sirven y podrían ser peligrosas.

Mito: el estreñimiento es producto de una mala alimentación.

Verdad: a pesar de que ingerir una alimentación con bajo contenido de fibra podría contribuir al estreñimiento, el de tipo crónico generalmente involucra otros factores. El estreñimiento puede ser consecuencia de otra enfermedad o el efecto secundario de algún medicamento o suplemento. En las mujeres, el estreñimiento podría ocasionar disfunción del piso pélvico, o sea la falta de coordinación de la compleja actividad muscular que permite que ocurra la defecación. Esta afección es más común entre quienes se han sometido a cirugía del recto o ano y/o han tenido partos vaginales.

Distribuir contenido