mente

El ejercicio te ayuda a prevenir el estrés y la ansiedad

por Doctora Aliza • 22 de octubre de 2012

Publicado en: Ejercicio, Estrés y Salud Mental

stress.jpgSi todavía necesitas más razones que te motiven a ponerte en movimiento, aquí tienes una más. Un estudio reciente ha detectado que el ejercicio moderado ayuda a prevenir el estrés y la ansiedad, dos factores de la vida moderna que pueden alterar la salud de cualquiera. Tómalo en serio y dile adiós al agobio y a las presiones con una rutina de ejercicios.

El estrés se ha convertido en un aspecto inseparable de la vida cotidiana, algo que dificulta o complica la calidad de vida de las personas. Posiblemente ya hayas escuchado algo al respecto: si bien el estrés no es una enfermedad en sí misma, sí puede causar problemas de salud concretos y reales si se prolonga a través del tiempo y no se eliminan sus causas.

Por ejemplo, el estrés se ha relacionado con varios problemas de salud, no sólo emocionales, como la depresión y la ansiedad, sino también con la salud del corazón, el sistema digestivo y el sistema inmunológico (de defensas) en general.

Afortunadamente, existen distintas formas de combatir el estrés, que incluyen desde técnicas de meditación y relajación hasta la psicoterapia y los tratamientos con medicinas, pasando desde luego por distintos tipos de actividad física y de relajación, que incluyen el yoga y el Tai Chi.

Ahora, un nuevo estudio que aparece en línea en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise, asegura que el ejercicio moderado también puede ayudar a las personas a controlar la ansiedad y el estrés futuros. O sea, se destaca que los beneficios emocionales y mentales del ejercicio podrían durar mucho tiempo después de que ha terminado la sesión.

Para aprobar en el colegio, primero hay que superar los exámenes visuales

Fuente:por Carl Kravetz • 11 de septiembre de 2012

Publicado en: Niños, Salud Visual

vista_ninos_0.jpgLa salud de los ojos es fundamental para que los niños puedan crecer y desarrollarse sin dificultades. Descubre por qué es importante hacerles exámenes de la vista completos desde que son pequeños y cómo se pueden detectar algunos problemas en la visión de tus hijos.

El que nuestra vista sea buena no sólo nos permite ver el mundo a todo color sino también conocerlo, descubrirlo y desarrollarnos en él con más facilidad. Por eso es tan importante que tanto los adultos como los niños cuiden la salud de sus ojos. Algunos especialistas consideran que el 80 por ciento de lo que aprendemos es a través de ellos: son necesarios para enfocar la vista en un libro o en una pantalla, para ver lo que la maestra escribió en el pizarrón y hasta para jugar en los recreos, participar en la clase de gimnasia y divertirse en familia los fines de semana.

Se recomienda que tus niños reciban controles periódicos de la vista, del siguiente modo: cuando nacen, en la sala de recién nacidos del hospital; durante el primer año de vida, en las consultas al pediatra o médico de familia; a los tres años y medio y a los cinco. A partir de entonces, lo ideal es que sean evaluados regularmente, ya sea en las revisiones escolares, en la consulta con el pediatra o si aparece algún síntoma como los que te contaremos más abajo.

Además, los niños que utilizan anteojos o lentes de contacto recetados deben someterse a revisiones anuales, para detectar posibles cambios en su visión.

¿Tu hijo ya ha pasado su examen de revisión de la vista? Ahora que en muchos lugares están volviendo al colegio, puede ser una buena oportunidad para repasar el estado de su salud visual y hacerle los chequeos necesarios, para que pueda sacarle el mayor provecho a las clases y desarrollar sus habilidades cognitivas sin dificultad.

Distribuir contenido